Jura Pública del 25 de noviembre de 2014
Aula Magna

Presidió: Decano, Prof. Dr. Sergio Provenzano
Orador: Profesor Titular del Departamento de Medicina, Dr. Marcelo Corti
Autoridades presentes en el Estrado:
Prof. Adjunto Dpto. de Medicina, Dr. Guillermo Del Bosco
Prof. Adjunto - Director del Dpto. de Biología Celular e Histología, Dr. Juan José López
Prof. Asociada, Carrera de Kinesiología, Lic. María Teresa Mayer
Prof. Dr. Sergio Varela, Consejero por el Claustro de Profesores

Abanderados:
MEDICA CRISTINA MERCEDES LOPEZ IGLESIAS
MEDICA NATALIA SOLEDAD SALOMONE ZANOTTI
MEDICA MARIA AGUSTINA MARTINEZ Y ANZI

Escoltas:
MEDICA JULIETA ANALIA PAOLILLO
MEDICA CONSTANZA IMAZ
MEDICA MARIA JAZMIN PEREZ


 
LINKS RELACIONADOS
› Página principal FMED
 
  › Títulos - Trámites
  › Novedades
  › Próximas Juras
  › Diplomas
  › Direcciones útiles
  › Texto de Juramento
 
 
 

Discurso pronunciado por el Profesor Titular del Departamento de Medicina Prof. Dr. Marcelo Corti
:

"Con la entrega de los diplomas que cada uno de Uds recibirá en esta tarde-noche por haber finalizado sus respectivas carreras, finaliza una importante etapa de vuestra vida de estudiantes. Seguramente en todos estos años hubo muchas horas dedicadas al estudio, muchas horas también de sacrificio por dejar de lado otras actividades vinculadas al descanso y al ocio y muchos momentos de estrés que acompañan a toda evaluación o examen. Con el ansiado, deseado y soñado título culmina esta etapa inicial de su vida profesional, pero es bueno que sepan que la que van a comenzar a partir de mañana será mucho más difícil, exigente y prolongada, tanto como el tiempo que cada uno de Uds decida ejercer la profesión que ha elegido. Y, además, a partir de ahora, no serán evaluados al final de cada materia por uno o dos profesores, sino que lo serán diariamente, y por un jurado mucho más exigente, que es aquel integrado por los pacientes que les tocará asistir.

Creo que aquí es importante introducir el concepto de que cualquiera sea la especialidad que elijan, el paciente debe ser lo primero y lo más importante y debe ser el destinatario de todos sus esfuerzos y conocimientos. Esto significa respeto por quién están atendiendo y está enfermo y tratar a todos los pacientes por igual más allá de su condición social, cultural o económica. Y, sobre todo, escuchar y brindar afecto y contención a quién les ha confiado la recuperación de su salud deteriorada. En la época en que vivimos, y que es en la que Uds deberán actuar y ejercer la profesión, mezquina en valores, sobretodo éticos y morales, la gratitud de los pacientes será el mejor premio que puedan obtener.

También deben saber que el ejercicio de nuestras profesiones obliga al permanente estudio, actualización, trabajo y sacrificio, cambiando horas de ocio o divertimento por
otras de lectura y actualización continua. Si pueden cumplir con estos mínimos preceptos, seguramente muchos de Uds recibirán, con los años, el reconocimiento de pacientes y pares, pero para ello deberán además ser personas de bien, honrar la profesión, manejarse con criterio y tratar de tener objetivos claros e intentar cumplirlos.

Para tal fin, y luego de más de 30 años de ejercicio ininterrumpido de la medicina asistencial y de la docencia, me permito recomendarles que se acerquen a alguien a quién Uds quieran imitar o al menos parecerse, o sea, buscarse un maestro con experiencia y trayectoria en la profesión. Debería ser una persona constructiva, que valore a los demás y a Uds mismos, que no compita por los mismos logros, que los motive permanentemente y les ayude a resolver o aclarar los problemas y las dudas que diariamente e inexorablemente se les van a presentar. El médico joven debe inspirarse en aquellos de más edad que tengan la serenidad que da la experiencia, la fina sensibilidad y el “ojo clínico” de quién ha tratado muchos pacientes y la modestia del que seguramente se ha equivocado muchas veces pero que ha aprendido de sus errores. A todo esto, Uds deberán agregar la perseverancia, la humildad y el perfil bajo y, en especial, no perder estas 3 condiciones cuando, con el paso del tiempo, puedan quizás alcanzar el reconocimiento científico y los logros académicos. La trayectoria de un médico o de cualquiera de las otras profesiones que Uds han elegido, no se construye en días y ni siquiera en años; es necesaria toda una vida dedicada con pasión a ejercer la profesión o la especialidad que elijan.

Con el paso de los años aprenderán que la tecnología y los conocimientos con que se cuenta en la actualidad son solo instrumentos operacionales que deben ser utilizados sin pausas y en el justo momento, pero con alto contenido ético. Ningún examen de laboratorio o estudio complementario de diagnóstico, por más sofisticado que sea, reemplaza a un correcto y minucioso interrogatorio y a un cuidadoso y detallado examen semiológico. Ver lo que otros no han visto o que si lo vieron no lo han valorado en su exacta medida en el contexto clínico, define la capacidad de observación, condición que considero básica para un buen ejercicio profesional.

El éxito en nuestras profesiones es un proceso, no un destino. Aún aquellos que acumulamos la vasta experiencia que dan los años de ardua tarea asistencial nos seguimos equivocando. Lo importante es capitalizar los errores, aprender de ellos y no volver a cometerlos.

Cuando se llega a un determinado nivel en la carrera asistencial y docente, Uds serán reconocidos y distinguidos por sus propios colegas. Pero a ese nivel no se llega superando a los demás ni compitiendo con ellos, sino superándose a sí mismo. Y entonces, en ese momento, su opinión y consejo, les serán requeridos por sus pares.

El otro aspecto de estas profesiones que quisiera comentarles es el de la producción científica y la transmisión de los conocimientos y experiencias que brinda la práctica diaria. Vivimos una época en que la divulgación de hechos científicos, cualquiera sea la magnitud o complejidad de los mismos, se hace con injustificable frecuencia a través de los medios de difusión masivos, con una ligereza y superficialidad al menos y en principio preocupantes. Los resultados de una investigación se condensan en pocas e incomprensibles líneas; es en este escenario en el que Uds deberán tomar el riguroso camino de estimular la difusión de los adelantos de la ciencia médica y otras afines, pero convencidos de que la información científica debe manejarse con seriedad y sobre todo con cautela. Muchos piensan que los países pobres no pueden permitirse el lujo de invertir en divulgar seriamente la información científica que se origina en el mundo subdesarrollado. Nada más equivocado; Ramón y Cajal decía: “solo la ciencia podrá sacar a esos países de la pobreza”.

Para finalizar quisiera decirles que un buen ejercicio profesional implica armonizar con equidad 3 cualidades, como los 3 lados iguales de un triángulo equilátero, y que considero son básicas: fortaleza, inteligencia y sensibilidad. Reunir estos atributos asociados a un bajo perfil, seguramente allanará vuestro destino.

Recuerden que deben honrar la profesión que han elegido, en la que podrán cobijar sus anhelos y esperanzas. Mantener la esperanza frente a la adversidad mundana y la mediocracia que ahoga ilusiones, les permitirá alcanzar los objetivos que se hayan propuesto desde mañana, el día en que comenzarán a ejercer sus respectivas profesiones.

Muchas gracias