Alerta por Coronavirus, antecedentes y situación al 28 de enero 2020

Los coronavirus (CoV) son una extensa y diversa familia de virus que infectan aves, peces, reptiles y mamíferos. Algunos de ellos pueden ser causa de diversas enfermedades humanas, que van desde el resfrío común (las más frecuentes y clínicamente leves) hasta síndromes respiratorios más graves e incluso letales.

Hasta el 2019 se conocían seis variantes de coronavirus humanos:

1. Coronavirus humano 229E (HCoV-229E)

2. Coronavirus humano OC43 (HCoV-OC43)

3. SARS-CoV. Responsable del brote del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) del año 2002 en Asia y secundariamente en otras partes del mundo.

4. Coronavirus humano NL63 (HCoV-NL63, New Haven coronavirus)

5. Coronavirus humano HKU1

6. Oriente Medio coronavirus del síndrome respiratorio (MERS-CoV), anteriormente conocido como coronavirus Novel 2012 y HCoV-CEM

Su transmisión interhumana no involucra vectores biológicos, como son los mosquitos y otros artrópodos, sino principalmente a través de fómites (elementos inanimados como objetos o utensillos) o por vía aerógena y/o fecal-oral. Los CoV se multiplican en células epiteliales lo que conlleva generalmente al compromiso del tracto respiratorio.

Los Coronavirus son virus que presentan un genoma muy “variable” lo que les permite adaptarse con cierta facilidad a un entorno diferente o cambiante. Esto puede explicar su rápida adaptación desde un hospedador salvaje a uno nuevo como el hombre. El nombre, “coronavirus”, deriva de la apariencia que presenta su envoltura de lípidos al ser observada al microscopio electrónico (coronado con un anillo de estructuras redondeadas asociadas a su envoltura).

En 2002–2003, un coronavirus previamente desconocido, SARS-CoV, causó una epidemia en poblaciones humanas de una enfermedad pulmonar severa con una tasa de mortalidad del 10% que se extendió rápidamente a cuatro continentes, infectando a 8.096 individuos y provocando más de 700 muertes. Hay evidencias que indican que este virus tuvo origen en murciélagos y que se propagó a otros mamíferos (civetas, tejones de hurón chinos y perros mapache) en los denominados mercados húmedos de China, para ingresar a la población humana a través del manejo o consumo de estas especies exóticas. Estas evidencias pusieron de manifiesto el riesgo que implica el comercio de ejemplares salvajes, una práctica muy extendida en algunos países asiáticos.

Para el caso del nuevo coronavirus de Wuhan (2019-nCoV), no está del todo confirmado su origen, aunque no se descarta que el mismo provenga de animales vendidos en un mercado de estas características. Las evidencias actuales los vinculan a murciélagos y se presume que existen otras especies intermediarias en su transmisión al hombre.

Desde el 31 de diciembre de 2019 y hasta el 28 de enero de 2020, se notificaron 4.587 casos confirmados por laboratorio de una nueva infección por coronavirus (2019-nCoV), incluidos 16 trabajadores de la salud y 106 muertes. Esta tasa de mortalidad parece ser menor que la observada en el brote de SARS del 2002 pero su tasa de transmisión interhumana parece ser mayor, aunque aún no posible ser concluyente al respecto.

 

De acuerdo con la información y recomendaciones emitidas por el Ministerio de Salud de la Nación, el cuadro clínico, puede presentar un espectro de síntomas que incluyen desde síntomas leves como fiebre, tos, malestar general, rinorrea, odinofagia que pueden asociarse o no a síntomas graves como dificultad respiratoria y taquipnea. Asimismo, pueden presentarse complicaciones como neumonía.

 

Al momento de redactarse este informe se considera circulación sostenida del nuevo coronavirus únicamente en la ciudad Wuhan, China. Los casos reportados hasta el 28 de enero en América del Norte, Europa, Asia y Oceanía han sido importados desde China en personas que provenían de las regiones con circulación viral.

 

En la Argentina hay un plan de contingencia ya elaborado por el Ministerio de Salud. Cabe destacar que nuestro país ya tuvo una experiencia en este sentido durante la emergencia de la pandemia de gripe A H1N1 en el año 2009 cuyas medidas de control implicaban protocolos similares a los necesarios para este tipo de contingencia.

 

Fuentes de información

1- https://www.argentina.gob.ar/salud/recomendaciones-equipos-de-salud-coronavirus-2019-ncov

2- https://www.who.int/es/

3- https://www.who.int/es/health-topics/coronavirus/coronavirus

 

Prof. Dr. Manuel Gómez Carrillo

Dto. de Microbiología, Parasitología e Inmunología.